La flor es la estructura reproductiva característica de las plantas llamadas espermatofitas o fanerógamas.
La función de una flor es producir semillas a través de la reproducción sexual.
Las gimnospermas pueden poseer flores que se reúnen en estróbilos,
o la misma flor puede ser un estróbilo de hojas fértiles. En cambio una flor típica de angiosperma
está compuesta por cuatro tipos de hojas modificadas, tanto estructural como fisiológicamente,
para producir y proteger los gametos: sépalos, pétalos, estambres y carpelos.

external image cicloangiosp.gif

La flor es un corto tallo de crecimiento determinado que lleva hojas modificadas estructural
y funcionalmente para realizar las funciones de producción de gametos y de protección de los mismos, denominadas antófilos.
El tallo se caracteriza por un crecimiento indeterminado. En contraste,
la flor muestra un crecimiento determinado, ya que su meristema apical cesa de dividirse
mitóticamente después de que ha producido todos los antófilos o piezas florales.
Las flores más especializadas tienen un período de crecimiento más breve y
producen un eje más corto y un número más definido de piezas florales que las flores más primitivas.

external image flor-de-loto.jpg

Se dice que en un objeto existe simetría cuando por lo menos un plano puede dividirlo en dos partes,
tal que cada parte sea la imagen especular de la otra.